No somos invisibles, a veces, somos ciegos

El otro día una paciente me decía que se sentía “invisible”: “nadie me mira”, “nadie me registra”, “no soy atractiva”, “no le gusto a los hombres”… Estas eran algunas de las sentencias que cargaba a sus espaldas. Y, sin ánimo de ser conductista, parecería que a tanto que se las fue repitiendo o que se las repitieron, se las creyó.

No siempre es la repetición lo que hace a la creencia… es que seguramente de algún lado esas frases vinieron, no de si misma, sino de algún mandato proveniente de algún significante. Sin embargo, esa mujer que tenía ante mi necesitaba, con cierta urgencia, poner en duda ese mandato.

Le pedí que me contara cómo caminaba por la calle… Nunca le había prestado atención a eso, no sabía. Le pedí que me mostrara lo que yo ya había visto cada vez que la observo llegar al consultorio: la cabeza ligeramente inclinada, la mirada esquiva, tímida, pese a que hablando se la ve desenvuelta y segura. Le pregunté por qué se fijaba en el suelo, y me respondió porque tenía miedo de meter el pie en algún agujero y caerse…

Eso me hizo acordar a que, generalmente cuando decimos que alguien se equivoca, usamos la frase “meter la pata”… Y esto sí tenía mucho que ver con su historia y con todo lo que sus padres le habían inculcado desde su infancia…

Hacía un tiempo que ella estaba preparada para escuchar algunas cosas que fueron surgiendo de su terapia, precisamente respecto a esos mandatos. No iba a adelantarme a decirle nada, pero tal vez con un pequeño empujón más pudiera reaccionar. Se sorprendió cuando le mandé una “tarea” para que hiciera hasta nuestra próxima sesión: que prestara atención, cuando estuviera en la calle, a su forma de caminar y que en vez de mirar las baldosas (cosa que, le dije, podía controlar con su visión periférica) tratara de mantener la vista perpendicular al piso, como si buscara el horizonte, y que intentara mirar a las personas.

A la semana siguiente lo primero que me dijo fue: -“no soy invisible!!!!!!”. Al levantar la vista y mirar a los demás, descubrió que también la miraban. Descubrió que, incluso, muchos hombres le sonreían, o le sostenían la mirada, o la esquivaban, o no se daban cuenta que estaba, o se daban vuelta para mirarla, o le decían algo, o intentaban hablarle…

No somos invisibles. Lo que a veces pasa es que somos ciegos y no miramos. Siempre alguien nos ve, pero si no tenemos los ojos del alma abiertos y atentos, no nos damos cuenta. Cuando solo miramos hacia nosotros mismos, o agachamos la cabeza porque cargamos en nuestra espalda la mochila de no ser dignos de amor, creemos que nadie nos ve. Cuando hubo otros significantes que no nos miraban lo suficiente, tenderemos a afrontar el mundo desde un lugar de insignificancia, tenderemos a generalizar y creer que nadie nos mira. Y esa pesada carga a veces es muy difícil de aligerarse. Pero no imposible.

Enlace de la imagen

5 thoughts on “No somos invisibles, a veces, somos ciegos

  1. decile la pxma q deje su pasado y su futuro q viva el hoy y basta de echar culpas por ahi uno es lo q es por lo q se cree q es hoy, uuu ! me fui a la merda, ya esta grande pa llevar la mochila del cole ! me fui a la merda no ?
    yo aprendi q, si uno carga con lo q t inculca tu pasado, entre comillas, pero basta, uno es lo q kiere ser ! aaaaaaaa !

  2. Gracias Sil por tus comentarios.
    Los pacientes no son amigos a quienes uno aconseja, ni alumnos a quienes educar o dirigir. Son personas que sufren, que no saben por qué y que necesitan salir de ese sufrimiento. Con decirles “hacé esto ” o “hacé aquello”, no alcanza.
    Lo que intentamos es que cada uno descubra qué quiere, donde está su deseo.
    Detrás de la queja por creer que ningun hombre la miraba, habia un deseo: que “alguien” la mirara. Pero ¿quién?
    Y aunque descubriera los mecanismos que la llevan a sentirse asi, eso tampoco es garantia de que solucione su sufrimiento. No es tan sencillo dejar las mochilas, a veces lo mejor es resignificar la carga, aceptar lo que te tocó en la vida, no como conformismo, sino para tratar de hacer con eso lo que nos haga sentir mejor.
    No se trata de aplicar a los pacientes lo que yo creo que es lo mejor para ellos, sino de tratar de que descubran ellos qué es lo mejor para si mismos. Eso tiene que ver con reconocer, primero, qué tienen que ver con su propio sufrimiento, con su queja, por qué se instalaron y se quedaron quejándose en lugar de cambiar, etc, etc, etc.
    Lo que relato fue una visagra en su tratamiento, que nos permitió, porque ella se lo bancó, dar un paso mas y bucear aun mas profundo. También hubiera sido válido si se conformaba con una solución superficial, o si seguía caminando mirando el piso. La elección siempre es personal.
    La edad de esta paciente es, en realidad, irrelevante. Lo que origina su malestar es algo inconsciente, y el inconsciente es atemporal.
    Un abrazo!

  3. Mirá mi alumna agnóstica!!! Practica la misericordia “del latín = mirar con el corazón (cordia)” y ayudarlos a resolverlas, las miserias de los demás) en su profesión y no dudo que en la vida diaria, fuera del consultorio. Esto me viene a demostrar que algo de lo que pretendía que hicieran en sus atemporales edades, lo hacen. No he vivido en vano

  4. TODAS LAS PERSONAS Q HAN PASADO POR MI VIDA, POCO O MUCHO TIEMPO, HAN DEJADO EN MI ENSENIANZAS (DECILE A ELINA Q NO TENGO ENIE EN ESTA PC) DE LAS MALAS EXPERIENCIAS YA FUERON FUE DOLOROSO SACAR LA MOCHILA Y KEMARLA (ACONSEJO Q LO Q SE TIRA DE RECUERDOS ES MEJOR KEMARLOS) YA PASO Q VOY A ANDAR POR LA VIDA KEJANDOME, Y DE LOS BUENO ESO SIEMPRE ESTA Y ME HACE CRECER DIA A DIA, TENGO Q DAR GRACIAS TODOS LOS DIAS ! LAS COSAS ESTAN DONDE TIENEN Q ESTAR Y SI NO LAS VOY ACOMODANDO DESPACITO UN POCO TODOS LOS DIAS ! AAAAAAAAAA ! ME PASEEEEEEEE ! SOY RE GROSA !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s