Aprendamos a poner distancias saludables

Desde que nacemos nos acostumbramos a vivir en un mundo donde se dice una cosa mientras se piensa, se siente y se hace algo distinto. Muchos llaman a eso HIPOCRESÍA. Algunas personas se mueven como peces en el agua en ambientes predominántemente hipócritas, mientras que otros los padecemos. Me costó mucho aprender a poner distancias saludables (saludables para mi) respecto a las personas que practican la hipocresía en su vida de todos los días. En ese aprendizaje muchas veces el stress se transformó en síntoma y en enfermedad.

En algunos casos no es posible poner una distancia física de las conductas hipócritas. entonces es necesario un entrenamiento para acudir a las distancias emocionales. Si sos de los que sufre la compañía de personas hipócritas, te comparto este artículo para entender el dilema y aprender a cuidarte. Buena semana! Lic. Inés Tornabene

Prefiero las distancias honestas a las cercanías hipócritas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s