Saber qué queremos

Una de las cosas que he escuchado repetidamente en el consultorio y en la vida en general es que algunas personas no saben exactamente QUE quieren.

Y si, puede pasar que en algún momento de la vida haya confusión, pero… no podemos malgastar nuestra vida sólo flotando como un corcho en el mar a la deriva.

Tomate tu tiempo, hablá con vos mism@, preguntate qué querés, cuál es tu deseo, a dónde te dice hoy tu corazón y tu alma que quiere ir, que quiere ser o que quiere estar.

Silenciá al cerebro, a la razón. Enfocate por un rato en tu intuición. No pongas excusas, no comiences un diálogo interno con “pero no tengo dinero” o “pero tengo muchas cosas que hacer” o similares. Se sincer@ y primero que nada, se conciente de qué querés más allá de todo.

Una vez que puedas decirte a vos mism@ qué querés y sincerarte, los recursos para lograr ese deseo van a ir surgiendo, porque tu propia mente te los va a ir sugiriendo. Sin esa profunda sinceridad con vos mism@, ni tu cerebro ni nadie puede ayudarte.

Y si te cuesta hacerlo mentalmente, sentate con papel y lápiz y escribí lo que realmente querés lo más detalladamente posible. Y cada vez que aparezca una excusa o un impedimento, escribilo en una hoja aparte, no en el mismo lugar donde estás proyectando tu deseo. 

Cada minuto que pasa es irrepetible y sobre todo, IRRECUPERABLE. No dejes pasar un sólo segundo más sin saber qué querés y dónde está tu verdadero deseo. Después vendrá el poner manos a la obra, pero al menos ya sabiendo lo que querés.

Si te gustó este post dejame tu comentario, ya que luego de este paso vienen otros, y si realmente te interesa, seguimos avanzando

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.