Cada paso cuenta

Te levantaste con un día lleno de angustia y sin ganas de mover toda la maquinaria que implica emprender? Tenés tantos problemas que no sabés por dónde empezar y querés abandonar? Antes de tirar la toalla inventate un paréntesis de unos minutos y esfozate por encontrar la forma de intentar esto:

  • Buscá en un espacio donde te sientas a gusto, sin distracciones, sólo necesitás 5 minutos
  • Ponete en una posición cómoda
  • Cerrá los ojos
  • Poné la mente en blanco y contá de 100 a 1, no te distraigas
  • Si te distraes, tenés que empezar de nuevo desde 100
  • Cuando llegues a 1, proponete no pensar en otra cosa que no sea tu emprendimiento durante 1 hora

Si lográs concentrarte durante 1 hora en tu actividad programada para este día, la próxima vez vas a poder dedicarle más tiempo en esos momentos que todo parece venirse abajo y que la angustia te desborda.

Algunas personas tenemos que hacer eso pero al revés, para dejar el trabajo y para inventarnos espacios de relax y de diversión, porque tenemos tendencia a que nuestro trabajo nos acapare. Y lo digo en primera persona del plural porque es mi caso, y tuve que entrenarme para darme espacios sin trabajo, ya que me cuesta mucho parar la maquina de generar nuevas ideas.

Pero, a veces las circunstancias de la vida hacen que te levantes lleno de angustia o que la cantidad de frentes de batalla que tenés abiertos sean tantos que sentís que “no tenés fuerza” para tu emprendimiento. Cada paso cuenta, cada día es importante, y a menos que realmente estés viviendo una situación de gravedad tal que no te permita dedicarte una hora a tu emprendimiento, siempre tenés que tener presente que vos sos el generador de tus propios ingresos, y que lo que tenías planificado para hoy, si no lo hacés, pasa a mañana. Y que mañana vas a tener que hacer el doble de actividad.

Entrená tu mente para que sea fuerte, para que pueda abrir paréntesis donde te enfoques en hacer lo que tenés que hacer para que las cosas sucedan y para que tu emprendimiento crezca y sea productivo. Si no lo hacés vos, no va a venir nadie a hacerlo por vos.

Cómo sumar más contactos

Si emprendés, la regla de oro es no irte a dormir ningún día de la semana sin haber sumado al menos DOS contactos nuevos a tu lista / base de datos.

La pregunta es: cómo hago?

Te dejo una serie de sugerencias que te van a ayudar:

  • Hacé una lista (en excel, en una carpeta, en un cuaderno, donde quieras) de TODAS las personas que conocés sin discriminar a nadie, aunque no tengas los datos completos y sólo tengas el nombre. TODOS SON TODOS
  • Intentá completar la mayor cantidad de datos posibles de esos contactos. Si hace falta llamar a un conocido para pedir datos, hacelo
  • Todos esas personas tienen que estar en tu lista de contactos de tu Whatsapp (te recomiendo que utilices la versión Business por la cantidad de herramientas adicionales que te va a ayudar en tu negocio)
  • Una vez que hayas hecho esta lista, tenés que saber qué cantidad de contactos tenés para poder MEDIR si cumplís con la regla de oro
  • RAMIFICÁ TUS CONTACTOS: pensá y anotá quienes son conocidos de tus conocidos. Esas personas que conocés del cumpleaños de tu prima, que vas año a año, que no los tenés agendados? Llamá a tu prima y pedile el contacto!!!!!
  • Te vas a dar cuenta que tu lista crece a cientos sólo con estos dos primeros pasos, pero vamos por mas: AGREGÁ PERSONAS QUE NO CONOCÉS!!!! Cómo? los comercios de tu zona, tus vecinos, los maestros y profesores del colegio de tus hijos, etc
  • Si sentís que tu “círculo” de conocidos es muy chico… EMPEZÁ A REALIZAR NUEVAS ACTIVIDADES!!!!! Participá en foros, anotate en cursos on line gratuitos, comentá en las redes sociales y animate a interactuar y conocer nuevas personas!!!!!
  • Diseñá una tarjeta o un volante y empezá a repartirlo en tu barrio. Primero una manzana, luego otra. Dejá tus datos con tu emprendimiento en lugares donde la gente acostumbra a esperar.
  • Interactuá con otros emprendedores que están en la misma situación que vos y animate a hacer colaboraciones a través de las redes sociales
  • Pedile a tus familiares, amigos y conocidos que te referencien
  • Investigá si en tu barrio, zona, pueblo hay alguna publicación que circule, programa de radio, etc y averiguá cómo podés difundir tu actividad por ahí
  • DA, BRINDATE, APLICÁ LA GENEROSIDAD! Si sos emprendedor Essen, por ejemplo, podés dar talleres gratuitos sobre el uso, funciones y recetas simples de las piezas. Si tenés cualquier otro emprendimiento, seguro podés ofrecer conocimiento de valor para que otras personas te conozcan
  • Empezá a socializar todo lo que puedas y en todos lados: en la farmacia, en el súper, en el dentista. Siempre es una buena oportunidad para conocer gente.
  • EXPRIMÍ TU CREATIVIDAD!!!!! Seguro que estos son sólo unos pocos ejemplos de tooooodo lo que podés hacer y se te van a ocurrir muchísimos más. Poné tu imaginación al servicio de tu emprendimiento, mirá cada momento como una nueva oportunidad.
  • Cumplí la regla de oro: no podés irte a dormir ni un solo día sin sumar DOS personas nuevas a tu lista de contactos. El efecto multiplicador que tiene este sistema es asombroso: calculá cuántas personas vas a sumar en un mes, en un año, en dos!

No esperes al lunes

No esperes al lunes para dar el paso 1 que te acerca a tus sueños.

Por qué un lunes sería mejor que un miércoles? Por qué tendrías que perder 5 días de tu vida para empezar a recorrer y disfrutar el camino que te llevan a lograr tus objetivos?

Si empezás HOY, vas a ganar 5 días en vez de perderlos. Y el lunes vas a tener más camino recorrido.

Podría decirte: no postergues, no esperes, no procastines, no priorices otras cosas… en vez de eso te voy a proponer:

  • ponete manos a la obra HOY
  • animate a dar el primer paso YA
  • comenzá con tu planificación AHORA
  • priorizaTE porque VOS sos importante

Cualquier día es bueno para empezar. Todos los días van a ser días perdidos si seguís esperando a que algo mágico suceda. La verdadera magia está dentro tuyo!!!

Sabés qué es el Zentangle Art?

Algunas veces en la vida hacemos cosas sin saber que esas cosas tienen un nombre específico. Por ejemplo, siempre me gustaron los garabatos siguiendo un patrón, y muchas veces completo una hoja entera de garabatos repitiendo patrones.

Puedo decir que me he pasado la vida haciendo este tipo de dibujos… sin saber que era arte inspirado en el Zentangle. Hasta ahora.

Resulta que hay un método, que se llama Zentangle, hubo dos personas que lo “idearon” y pusieron sus propias “reglas”: Maria Thomas (calígrafa) y Rick Roberts (formado como monje budista durante 17 años). Si se siguen esas reglas entonces podemos hablar de arte Zentangle y sino, de arte inspirado en Zentangle.

El método consiste en crear una imagen dibujando patrones estructurados y repetitivos. Un “tangle” es básicamente un garabato. Y zen proviene de meditación, precisamente porque es un método que sirve para relajarse. y lo más importante: no necesitás saber dibujar para empezar a disfrutarlo.

Los Zentangles son creados sobre cuadrados de papel de 9 cm, y se utiliza tinta negra para hacer los dibujos. La idea es empezar y terminar, ya que este hecho brinda también beneficios terapéuticos, además de la relajación, que consiste en la sensación inmediata de haber logrado completar una tarea.

Según sus creadores, la esencia de este método consiste en enfocarse en el aquí y el ahora, en lo que estamos haciendo, que la mente no divague y que podamos concentrarnos en el dibujo que va surgiendo. Esto libera nuestra creatividad en forma espontánea, ya que no se trata de bocetar, armar un proyecto y luego llevarlo adelante. El zentangle es un método libre de creación, su esencia es no pensar en el resultado final, sino en llegar a él.

Si quieren más información pueden visitar la página oficial. Allí van a encontrar todo lo relacionado con el método. Yo prefiero seguir haciendo mis dibujos en forma libre, aunque a veces también puedo agarrar una pluma y dejarme llevar por el método. Lo importante, es que realmente sirve para enfocarse, para relajarse y para empoderarse de la propia creatividad.

Objetivos y planificación

Podemos vivir sin objetivos? A mi me resulta muy difícil imaginar mi vida en general sin objetivos o pautas que me ayuden a seguir avanzando. Hasta las vacaciones y el descanso pueden ser objetivos a lograr.

Cómo tiene que ser un objetivo para que cumpla su función ordenadora? básicamente yo diría que posible y desafiante. Posible, porque si nos planteamos un desafío que no podemos lograr, es frustrante. Lo que nos pongamos como objetivo tenemos que saber que con trabajo vamos a poder lograrlo. Pero tampoco puede ser demasiado fácil de lograr, porque entonces no es estimulante. Por esa razón decimos que un objetivo nos debe desafiar, o sea, tiene que generarnos la motivación de ser algo a conquistar.

Un objetivo puede tener un valor emocional fuerte o puede ser un objetivo comercial estratégico para nuestro negocio. Puede ser único o puede repetirse en el tiempo. Puede ser de una magnitud importante o puede ser pequeño. Cada tipo de objetivo va a requerir una planificación puntual y es necesario entender el objetivo para poder pensar en la planificación.

Planificar significa hacer un plan para lograr un objetivo. Por eso es esencial conocer a fondo el objetivo para poder desarrollar una planificación que termine con el logro de nuestro objetivo. Y eso implica contemplar no sólo aspectos directos sino también aspectos secundarios pero que hacen al cumplimiento del objetivo.

Voy a poner un ejemplo. Si mi objetivo es hacer un viaje a Londres, mi planificación va a relacionarse con conseguir los fondos necesarios, con lo cual voy a tener que saber precios de pasajes, hospedaje, alimentos, etc. Y cada uno de estos aspectos va a implicar plantear muchas preguntas nuevas que van a influir directamente en el logro de ese objetivo, como puede ser el tipo de hospedaje que voy a elegir, si voy a alojarme en la zona 1, en la zona 2… lo que a su vez va a determinar también mi gasto en transporte… y así sucesivamente. Pero además, hay otro tipo de gastos que voy a tener que tener en cuenta, como el seguro médico y asistencial, los impuestos de aeropuerto, etc.

En esa planificación hipotética de mi viaje, el tiempo también va a tener un lugar protagónico, ya que no es lo mismo viajar en enero que en septiembre, a tal punto influye eso en mi planificación que va a determinar el tipo de equipaje que voy a tener que pagar, ya que en enero voy a necesitar muchísima más ropa de abrigo que en septiembre. Y muchas veces, se pueden conseguir pasajes a muy buen precio pero pagando el equipaje aparte, el cual suele ser caro.

Podría seguir así llevando este ejemplo al extremo, fundamentalmente porque me encanta viajar. Pero, qué tiene que ver esto con un emprendimiento? Tiene que ver todo, ya que al fijar el objetivo tenemos que primero analizar un contexto y un escalamiento progresivo. Y esos objetivos que nos vayamos planteando van a tener que ser a corto, mediano y largo plazo, ser lo suficientemente flexibles para ir rectificándolos sobre la marcha, y lo suficientemente sólidos para que sepamos exactamente qué tenemos que hacer para ir cumpliendo cada etapa.

Voy a bajar este concepto a un mes de planificación para un emprendedor Essen. Puedo partir el análisis de mis objetivos pensando cuánto quiero ganar en un mes determinado… o cuánto quiero ganar en un trimestre. A su vez ese objetivo puede estar influido por un proyecto que no se vincula con el negocio, como podría ser realizar mi viaje a Londres del ejemplo anterior. Ahí ya podría pensar que el emprendimiento comercial sirviera para cumplir mi sueño de volver a Londres, y una de las formas de vincular ambas situaciones sería conocer el costo aproximado total de ese viaje y hacer una evaluación realista de cuánto debería vender para lograr reunir el dinero. Y ahí planificar en cuánto tiempo podría lograrlo.

Otra forma de planificar podría estar dada en función de la progresión que quiero que tenga mi negocio Essen. Con lo cual podría pensar en una planificación anual de objetivos y dividir esos objetivos haciéndolos coincidir con cada ciclo del plan de negocios de la empresa. Para eso, tengo que conocer o informarme sobre la forma de trabajo de la empresa para saber cómo ir encarando cada ciclo y ver si mis objetivos son adecuados, o sea, si no son demasiado ambiciosos o por el contrario, si no son pobres.

Una vez que establecí objetivos, tengo que ver qué y cuántos pasos necesito para llegar a la meta propuesta. A veces, cuando el objetivo es muy ambicioso, tenemos necesariamente que dividirlo en etapas para poder a su vez ver cómo cumplimentar cada etapa.

Un negocio sin objetivos y sin planificación no es un negocio, es una aventura. Y aún cuando nos lanzamos a una aventura, necesitamos, por una cuestión de supervivencia, preveer y planificar. Esto nos va a ayudar a utilizar adecuadamente nuestros recursos, medir los resultados, evaluar qué tan buenos han sido, repetir aquellas cosas que fueron eficaces y pensar cómo vamos a cambiar lo que no nos dió el resultado esperado.

No lo expliques, mostralo

Si sos emprendedor y tu negocio es de venta directa, hay algo fundamental: tenés que mostrar tu producto. No basta con explicar sus características, tenés que mostrarlas!

En el caso de los demostradores Essen es fundamental que utilicen cuanto medio tengan a su alcance para mostrar de qué se trata esto de tener una Essen. La pandemia no es una excusa: tenés herramientas súper poderosas como las redes sociales para que todos los beneficios del producto sean conocidos y que quienes lo vean lo valoren.

De nada sirve que te cuente que las cacerolas y sartenes Essen tienen 5 mm de espesor en su lateral y 5,5 en la base, si no te muestro que podés cocinar una torta, que sale pareja y que tiene un desmolde perfecto porque nada se pega. No existe actividad comparable a la demostración cuando queremos que algo se entienda. 

Si te gusta el deporte, te dejo este ejemplo: nadie quiere la explicación de una jugada, todos queremos ver goles.

La demostración de tu producto es tu gol, es donde podés desarmar los argumentos en contra. 

Aprovechá al máximo las herramientas que te dan hoy las redes sociales: usá IGTV, Reels, historias, posteos, listas de difusión, mailing, etc. No dejes ningún canal sin explorar, porque TU negocio depende de CÓMO trabajes en él.

#recetasparaemprender #emprendedorasargentinas #emprendedorasuruguayas #emprendedores #marketing #redessociales #pandemia #emprenderenpandemia

#uruguay #emprendeconessen

#marketingdigital

Hoy te propongo

Hoy te propongo que respires bien profundo y serenes la mente. Que te hables bien, que te prestes atención y que te escuches.

Para que puedas creer realmente que podés, primero tenés que dejar de boicotearte. Escuchar qué palabras usás para hablarte a vos mismo. Frases como “no puedo”, “soy pésimo haciendo esto”, “no me sale”, “no sirvo para…” lo único que hacen es convencer a tu mente que realmente es así
Si te descubrís diciéndote estas cosas, frená inmediatamente. Si tenés un papel a mano (siempre hay que tener un papel o una libretita a mano) anotá la frase boicotera. Pensá cómo pasarla de negativa a postiva. Frente a un “no puedo” podés decirte: “lo estoy intentando”. A un “soy pésimo haciendo esto” se le contra oferta un “estoy aprendiendo y estoy mejorando”. A “no sirvo para” le podemos proponer un “tengo habilidades para otras cosas”, y así con todas esas frases de castigo que usás con vos mismo.

La frase siempre en presente. El “tengo que…” mete demasiada presión!

No somos perfectos, hay cosas que hacemos mejor y otras no. Y está bueno descubrir y conocer nuestras habilidades y nuestras debilidades. Pero eso es una cosa y otra muy distinta es escuchar a una persona decir “no sirvo para…” porque está poniéndose una barrera que no le va a permitir nunca intentarlo.

A veces es una posición cómoda. Si me digo a mi mismo que no sirvo para algo, no tengo que intentarlo. Pero es mejor ser sinceros con nosotros mismos y reconocer simplemente que no queremos hacer o intentar algo, en lugar de agredirnos. Porque a tu cerebro no le importa que frase viene después del “no sirvo para…”, se programa en ese aspecto, que no servís, que sos malo para, que no te sale y después tiende a aplicar el concepto a otros aspectos de tu vida.

Si vos estás convencido realmente que podés hacer algo, tenés la mitad del camino hecho, porque ya no vas a tener que estar peleando con vos mismo para hacer las cosas. Bastante tenemos con las adversidades del mundo exterior como para sumarnos a nosotros como una adversidad más.

Escuchate, prestate atención, las palabras que usás con vos mismo importan, y mucho!!!!


#motivacion #motivacionpersonal #emprender #emprendedores #inspiracion

La importancia del orden en el trabajo

Parece evidente que trabajar en un espacio ordenado es fundamental para que tu trabajo sea mucho más productivo. Pero… todos los días hablo con emprendedores que me dicen que no logran ser ordenados y que trabajan en un total y absoluto caos.

No hace falta convertirse en un obsesionado del orden pero definitivamente es imprescindible para poder trabajar, más aún cuando sos emprendedor y sos el motor de tu actividad y hacés muchas tareas distintas a la vez.

Sigue leyendo

Trabajar con agenda

No importa si necesitás una, dos o tres agendas. Tal vez puedas organizar todo en una sóla agenda, tal vez necesites varias. Yo uso básicamente dos, una para organizar y planificar mis redes sociales y una para todo aquello que no sea redes sociales. Y por etapas también me organizo con un bullet para lo más personal y creativo.

Lo importante: que sea una agenda pre formateada, que sea un cuaderno, que sea un bullet journal… no interesa, lo que si o si no tenés que hacer si sos un emprendedor es usarla.

Sigue leyendo

Garabatos

Garabatear antes de un día que ya tiene una agenda llena es una forma de bajar los decibeles antes de arrancar.

No es una pérdida de tiempo, es tiempo ganado para mi y que me permite acumular más energía y liberar stress.

Una mente tranquila trabaja mejor que una mente llena de ansiedad #desestressarte