Una solución para muchos compulsivos: el mail que se autodestruye a los 30 segundos!

¿Sos un compulsivo incurable? ¿No podés dejar de vomitar en un mail lo primero que se te pasa por la cabeza y después te arrepentís? ¿Te interesa proteger tus datos personales? Acá tenemos la solución!!!!! Al menos tecnológica, para el resto te recomendamos sin dudarlo que encares un buen trabajo terapéutico y, si ya estás en eso, dupliques o tripliques tus sesiones.

Hoy en día es posible enviar e-mails que se borran automáticamente, y sin dejar rastro. Si, no es cosa de ciencia ficción ni de James Bond. Hay diversos tipos de herramientas que nos permiten utilizar este tipo de recurso.

Más allá de los acting out y los pasajes al acto, hay poderosas razones para enviar este tipo de correos por la Gran Red, todos basados en la protección de tu privacidad y de evitar el almacenamiento de tus datos en diversos sitios, como ocurre cada vez que se envía un email a través de un servicio web.

Gracias a la gente de Softonic podemos acceder a los métodos más sencillos para enviar este tipo de notas con fecha de caducidad. No hay una garantía absoluta de que sólo vea el mensaje su destinatario, pero es un método más seguro que el tradicional y ayuda también a evitar los reenvíos indebidos.

Dejamos acá la explicación completa de Softonic.

Enviar un mensaje que se autodestruye con una aplicación web

Hay aplicaciones web cuyo único propósito es el envío de mensajes que caducan y desaparecen. La que nos gusta más es Privnote, que tiene confirmación de lectura y está en español. Es muy fácil de usar.

El primer paso es componer el mensaje directamente en el recuadro de Privnote.  El editor es muy simple, y no permite añadir imágenes ni tampoco formatear el texto.

Sigue leyendo