Cada paso cuenta

Te levantaste con un día lleno de angustia y sin ganas de mover toda la maquinaria que implica emprender? Tenés tantos problemas que no sabés por dónde empezar y querés abandonar? Antes de tirar la toalla inventate un paréntesis de unos minutos y esfozate por encontrar la forma de intentar esto:

  • Buscá en un espacio donde te sientas a gusto, sin distracciones, sólo necesitás 5 minutos
  • Ponete en una posición cómoda
  • Cerrá los ojos
  • Poné la mente en blanco y contá de 100 a 1, no te distraigas
  • Si te distraes, tenés que empezar de nuevo desde 100
  • Cuando llegues a 1, proponete no pensar en otra cosa que no sea tu emprendimiento durante 1 hora

Si lográs concentrarte durante 1 hora en tu actividad programada para este día, la próxima vez vas a poder dedicarle más tiempo en esos momentos que todo parece venirse abajo y que la angustia te desborda.

Algunas personas tenemos que hacer eso pero al revés, para dejar el trabajo y para inventarnos espacios de relax y de diversión, porque tenemos tendencia a que nuestro trabajo nos acapare. Y lo digo en primera persona del plural porque es mi caso, y tuve que entrenarme para darme espacios sin trabajo, ya que me cuesta mucho parar la maquina de generar nuevas ideas.

Pero, a veces las circunstancias de la vida hacen que te levantes lleno de angustia o que la cantidad de frentes de batalla que tenés abiertos sean tantos que sentís que “no tenés fuerza” para tu emprendimiento. Cada paso cuenta, cada día es importante, y a menos que realmente estés viviendo una situación de gravedad tal que no te permita dedicarte una hora a tu emprendimiento, siempre tenés que tener presente que vos sos el generador de tus propios ingresos, y que lo que tenías planificado para hoy, si no lo hacés, pasa a mañana. Y que mañana vas a tener que hacer el doble de actividad.

Entrená tu mente para que sea fuerte, para que pueda abrir paréntesis donde te enfoques en hacer lo que tenés que hacer para que las cosas sucedan y para que tu emprendimiento crezca y sea productivo. Si no lo hacés vos, no va a venir nadie a hacerlo por vos.