¿Cómo detectar si un menor está siendo víctima de #ciberbullying?

logo-ciberacoso_1Esta semana el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación de España -INTECO- ha publicado una nota muy interesante con un listado de señales que se pueden observar en un menor que está siendo víctima de acoso a través de las diversas herramientas que internet le ofrece.

Si bien los signos o síntomas detallados pueden responder a cuadros diversos, y no específicamente al ciberacoso, ciberbullying o acoso a través de internet, resulta sumamente provechoso para los padres contar con esta referencia, al menos para tener presente que siempre los síntomas detallados son una señal de alerta de que algo está sucediendo en la vida del menor. Muchas veces los síntomas pueden responder a vivencias esperables en función del ciclo vital que se esté atravesando y al contexto, pero otras veces es necesario prestar una atención mayor de la habitual para poder detectar a tiempo la situación y comenzar el proceso de reparación de la misma.

A continuación transcribo la nota. En el sitio también se puede obtener una guía de actuación contra el ciberacoso.

Si un menor está siendo víctima de ciberbullying, generalmente, sus hábitos y costumbres cambian respecto a su comportamiento anterior. Os facilitamos un listado con los síntomas más comunes que manifiestan los menores víctimas de acoso en la Red.

Detectar un caso de ciberbullying no es, ni mucho menos, una tarea sencilla. Sin embargo, hay una serie de “señales” referidas a los hábitos y costumbres de la conducta del menor, respecto a su comportamiento anterior, que nos pueden hacer sospechar.

Sigue leyendo

Media sanción en diputados para la ley de ciberbullying

La Cámara de Diputados aprobó anoche un proyecto para tratar la violencia escolar mediante “la promoción de instancias de participación de la comunidad educativa en todos los niveles de enseñanza y sin poner el foco en los niños como sujeto aislado del problema”.

La iniciativa apunta a fortalecer a las escuelas, docentes y equipos especializados para intervenir ante situaciones de violencia.
Entre otros puntos, dice que cada escuela tendrá que elaborar sus propios acuerdos de convivencia y que habrá sanciones a los alumnos, pero que no se los podrá expulsar o trasladar a otra escuela.

“Cuando se generan situaciones de violencia en una escuela, los conflictos no son únicamente de un alumno -al que se lo suele catalogar como el “chico-problema”-, ni responsabilidad de un solo docente, sino de todos los miembros que integran esa comunidad educativa”, aseguró la diputada del Frente para la Victoria Mara Brawer, impulsora del proyecto.

Fuente: Clarín – enlace