El “Caso Taringa” y la protección de los autores y creadores

20130822-135216.jpg

Con la reciente resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde se rechazó el recurso interpuesto por los procesados en el “caso Taringa” contra el auto de elevación a juicio oral, se reavivó en las redes sociales y en diversos medios periodísticos el debate sobre internet y los derechos de propiedad intelectual.

La causa penal que se sigue contra los directivos del sitio “Taringa!” cuenta ya con el procesamiento de los imputados, confirmada el 29 de abril de 2011 por la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones en Criminal y Correccional, como partícipes necesarios del delito previsto en el artículo 72 inciso “a” de la ley 11.723 (cometido en 29 oportunidades). También confirmó el embargo dispuesto por el juez de grado sobre su dinero y/o bienes hasta alcanzar la suma de $200.000 (pesos doscientos mil).

En la causa se imputó a los dos procesados Matías y Hernán Botbol, en su carácter de propietarios de la firma “Wiroos S.R.L.” que contrata el servicio de hosting del portal web http://www.taringa.net, ofrecer a usuarios anónimos la posibilidad de compartir y descargar gratuitamente archivos cuyo contenido se encuentra protegido por derechos de autor, garantizando con ello la reproducción ilícita del material.

Uno de los fundamentos fue que “…el funcionamiento como biblioteca de hipervínculos justifica la existencia de la página que tiene un ingreso masivo de usuarios, mediante el cual percibe un rédito económico con la venta de publicidad, la que en el negocio informático se abarata o encarece en función de la mayor cantidad de visitas que recibe…” y “….ha permitido que personas, aún no identificadas, publicaran links para descargar ilegítimamente las obras descriptas por los denunciantes… sin que la maniobra fuera evitada por la administración del sitio de los imputados, facilitando con ello las copias cuestionadas..”.

Sigue leyendo