Las herramientas del espionaje masivo #NSA #Snowden

espionajeReproduzco a continuación un interesante artículo de THIBER, The Cybersecurity Think Tank. En mis últimas charlas vengo reproduciendo varias investigaciones de periódicos estadounidenses y de asociaciones civiles, con lo cual ahora voy a sumar a THIEBER a los aportes a esta temática. Al final del artículo, el enlace al artículo original.

Durante el pasado mes de mayo, Edward Snowden, exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense, filtró a Glenn Greenwald, periodista de The Guardian, más de 20.000 documentos sensibles o clasificados que previamente había sustraído de los servidores de la NSA. Esta filtración no solo inquietó al Gobierno estadounidense, sino que también puso en alerta a muchos aliados del país e irritó al resto de la comunidad internacional.

Países como México, Brasil, Francia o Alemania ya han consumado su “hora Snowden”, habiendo pedido formalmente explicaciones a su aliado americano. Los datos publicados por los medios españoles cifran en 60 los millones de comunicaciones potencialmente interceptadas al mes por parte de la NSA en territorio español, sin especificar si son analógicas o digitales y representando éstas menos de un 2% del total mensual nacional.

Pero, ¿están las agencias norteamericanas realizando realmente “escuchas” sistemáticas masivas en el ciberespacio? ¿Disponen de la tecnología necesaria? Estados Unidos cuenta con unas cibercapacidades cuyo orden de magnitud supera con creces las desplegadas en España, y sus agencias cuentan con un presupuesto indiscutiblemente superior, estimándose tan sólo el destinado al polémico programa de escuchas, cercano a 38.000 millones de euros, repartidos entre más de dieciséis entes gubernamentales y agencias.

Su capacidad de interceptación ha sido posible, en parte, a la consumerización viral de servicios 2.0 ofrecidos por proveedores norteamericanos, acusándose a determinadas multinacionales de formar parte de un elaborado esquema de colaboración público-privada liderado por la NSA. Youtube, Google, Facebook, PalTalk, AOL, Skype, Yahoo, Microsoft, Verizon y AT&T son solo algunas de las compañías que niegan tener cualquier colaboración formal en dichos esquemas.

Sigue leyendo

“Decir que se combate el terrorismo y por eso se monitorea es un cliché”, Frank La Rue

20130828-094447.jpg

Frank William La Rue es el relator especial de Libertad de Expresión ante las Naciones Unidas. Con una vida dedicada a la defensa de la libertad de expresión y la privacidad, los que participamos de la Reunión Preparatoria del Foro de Gobernanza en Internet para América Latina y el Caribe que se viene desarrollando en la ciudad argentina de Córdoba, tuvimos la oportunidad de escuchar su conferencia en el día de ayer.

Con un auditorio repleto, sin Keynote y sólo con el micrófono encendido, La Rue nos regaló una verdadera conferencia magistral. De manera incansable contestó una gran cantidad de preguntas al finalizar la misma.

La Rue centró su exposición en la perspectiva de los derechos humanos articulados con la libertad de expresión, el significado y alcances de Internet y la incidencia de la vigilancia del gobierno de los Estados Unidos sobre la privacidad.

Hizo mención a la experiencia uruguaya y argentina sobre conectividad y los programas nacionales que llevan internet a los lugares más alejados de los centros urbanos. Sostuvo que los estados tienen la obligación de garantizar el acceso aunque implique subsidiario e hizo una comparación con el agua: no sólo hay que garantizar el acceso al agua, sino también que la misma sea potable. No sólo debe garantizar se el acceso a internet, sino que la conexión debe ser de buena calidad.

Presentó una analogía: Internet debe ser como una plaza pública. Es el mejor medio para lograr una verdadera libertad de expresión. Refiriéndose a las prohibiciones, dijo que todas las prohibiciones que los estados aplica en cualquier parte del mundo pueden ser mal utilizadas. Pero dejó perfectamente claro que Internet, como todo instrumento o avance tecnológico, también trae aparejado riesgos.

Internet facilita el libre flujo de ideas entre los pueblos, prosiguió, pero hay que reconocer que mal usado puede hacer mucho daño. Hay que crear un balance entre los derechos de la ciudadanía, como la privacidad, y la seguridad.

Avanzando en su exposición, se refirió a la democracia. Defender la democracia es una necesidad y a la vez es un derecho humano. La seguridad basada en la limitación de los derechos de los ciudadanos mina y desnaturaliza el sistema democrático.

En el tema específico del espionaje, dijo que las comunicaciones se han intervenido siempre y que el peligro está en la forma en que se hace. No podemos hacer perfiles de la población que por sus características étnicas, raciales, religiosas, impliquen un menor ejercicio de los derechos humanos. Varias veces puso como comparación el gobierno y las prácticas de Hitler. Lo que está en juego es la defensa del sistema democrático. La democracia se basa en la transparencia, lo que defendemos no es sólo la privacidad, sino la transparencia del sistema democrático.

Conocer la violación de los derechos humanos es contar con información privilegiada, continuó. Esa transparencia aplicada a la justicia debe ser reconocida por todos, especialmente cuando se violan los derechos humanos, inclusive en el caso de las telecomunicaciones.

También hizo una comparación entre las acciones de Manning y Snowden! Sosteniendo que no seleccionó información, simplemente la compartió. Y que la denuncia de cualquier violación a los derechos humanos es una obligación y no sólo un derecho. Sostuvo que todos los indicadores establecen que la condena a Manning es excesiva, los 35 años fijados. Cuando se detecta una violación a los derechos humanos debe hacerse la denuncia para evitar que se continúe. “El mal triunfa sólo cuando las personas buenas caen”. El silencio a la violación de los derechos humanos es lo que hace que los patrones se repitan. Hay una responsabilidad compartida por toda la sociedad en denunciar los casos de violaciones a los derechos humanos.

Decir que se combate el terrorismo y que por eso se monitores es un clishé. Puso el ejemplo del caso de las bombas de Boston y que no aún con toda la parafernalia norteamericana en monitoreo de las telecomunicaciones se pudo detectar este ataque. El discurso del terrorismo se usa para justificar el monitoreo de la oposición. Hay casos legítimos de combate contra el terrorismo, pero deben verse siempre como una excepción. Y en todo caso, no son las fuerzas de seguridad quienes deben decidir qué tanto inferir en las comunicaciones.

Internet es un tremendo instrumento para la educación, pero -reconoció- tiene peligros y riesgos. De la misma forma que puede usarse para educar, investigar, etc, puede utilizarse para hacer daño, como por ejemplo los casos de acoso. Pero que no sea Internet un elemento que marque la desigualdad social! La participación que se da en internet es única. Los partidos políticos están en crisis. Han perdido su elemento de representatividad. Internet generó la participación directa de la ciudadanía. Internet no debe ser un privilegio de una elite, es una herramienta para democratizar el conocimiento. El derecho de acceso a internet es el derecho de acceso a los contenidos y a la conectividad. La calidad de la conectividad es un tema de estado.

Los derechos humanos son universales, no podemos hacer relativismo en derechos humanos, ningún país tiene “más” derechos humanos que otros. Las garantías en derechos humanos de los Estados Unidos no pueden ser menores que las que rigen en el resto de los países. Entonces, prosiguió, las comunicaciones deben tener privacidad. Estados Unidos diferencia las garantías constitucionales para ciudadanos norteamericanos y para extranjeros. ¿Por qué? Porqué Estados Unidos impone leyes al resto del mundo a través de mecanismos internacionales, pero luego no los acepta.

Refiriéndose al tema de la pornografía infantil, sostuvo que es un tema de responsabilidad del estado. La verdadera responsabilidad del estado en esta materia es a través de una investigación profunda, porque se trata del delito organizado. En pornografía infantil, cerrar las páginas web es la salida fácil, el estado no puede quedarse con eso, debe investigar. Esas páginas deben ser monitores das por el propio estado, no puede ser una responsabilidad solo del proveedor de contenidos.

Hay que preparar a las niñas y niños desde la temprana edad para prevenir los riesgos de Internet. La velocidad a la que Internet distribuye información es la principal herramienta en la lucha de los derechos humanos, pero es a la vez un riesgo.

Según varios medios, #Alemania rompe el pacto sobre datos con EEUU

e5b6e9f6bb719026c4dd27712168cdf1_articleLas revelaciones de Edward Snowden a The Guardian y The Washington Post sobre los programas de espionaje y vigilancia de la NSA han causado un gran impacto a nivel mundial y, evidentemente, no ha despertado muchas simpatías sobre Estados Unidos. Como nos podemos imaginar, son muchos los ciudadanos y organizaciones que han pedido explicaciones a sus gobiernos sobre la incidencia de estos programas y, por supuesto, también es un asunto que genera ciertos roces a nivel diplomático. Sin ir más lejos, tras las protestas ciudadanas, Alemania ha decidido romper un acuerdo que mantenía con Estados Unidos y Reino Unido en materia de vigilancia y espionaje desde los años 60, precisamente, tras conocerse la información que Snowden ha revelado.

Programas como X-Keyscore o PRISM demuestran que los tentáculos de esta agencia son muy grandes y han llegado a convertir en “sospechosos” a todos los usuarios de Internet; un control y vigilancia que ha provocado protestas ciudadanas en Alemania y que, por supuesto, también ha formado parte de la agenda política de la Canciller Merkel durante su encuentro con el Presidente Barack Obama.

Alemania es, quizás, uno de los países de la Unión Europea que más énfasis pone en preservar el derecho a la privacidad de los usuarios (recordemos las denuncias a Google Maps por Street View de hace un par de años); de hecho, esta especial protección es algo que se puede entender muy bien si comprendemos la historia del país y recordamos el acoso y vigilancia del régimen Nazi o las actividades de la Stasi en Alemania Oriental.

Sigue leyendo

#SafeHarvor: Tras conocerse el espionaje, Europa pidió modificar el intercambio de datos con los Estados Unidos

20130722-183755.jpg

“Safe Harbor es más bien un coladero que una protección para nuestros ciudadanos. Y corresponde cerrar ese coladero”, afirmó la comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding.

“Ese procedimiento debe ser modificado”, dijo la funcionaria durante un encuentro de los ministros del área de los países miembro, que tiene lugar en la capital lituana, según informó la agencia de noticias DPA.

El acuerdo “Safe Harbor” (Puerto seguro) data de 1998 y permite a las empresas entregar datos personales de ciudadanos de la Unión Europea a Estados Unidos de forma legal, pese a que Estados Unidos no tiene una política de protección de datos comparable a la europea.

La base del acuerdo es el principio de autorregulación, de forma que empresas estadounidenses simplemente se registran y se obligan a cumplir determinados principios.

Sin embargo, ante el escándalo desatado tras las revelaciones del “topo” Edward Snowden sobre el sistema de espionaje que Washington lleva adelante en todo el mundo, Reding anticipó que la CE “está considerando cambios que podrían llevar, incluso, a la suspensión del acuerdo”.

“Esto es posible hacer unilateralmente y es asunto del Ejecutivo comunitario”, precisó.

Según Reding, la cuestión es importante también en el marco de las negociaciones en marcha en Estados Unidos sobre un acuerdo de libre comercio, ya que “hay que hacer entender a los estadounidenses que sin protección de datos esta vez no funcionará”.

Fuente: Diario Uno – enlace